Aller au contenu
Accueil » La cuerda, la rata, el tigre y la araña

La cuerda, la rata, el tigre y la araña

Traducción de José Ken San Santos

Zazen 1

En el ultimo libro  editado  sobre Kodo Sawaki dice:

« Cuando estamos en buena salud, olvidamos nuestros cuerpos. Cuando nuestras piernas son robustas, andamos y corremos sin pensar en ellas. Estos días pienso en mis piernas porque están débiles. Nos sentimos generalmente preocupados cuando las cosas nos crean problemas. De lo contrario no pensamos nunca. »

Y añade igualmente:

« No es una buena cosa el continuar como le hemos hecho hasta ahora . Debemos renovarnos este año, debemos renovarnos cada mes, debemos renovarnos cada día. Y bien que pensemos que vivimos como seres individuales, la vida nos es dada por la madre naturaleza. Todos los mundos en las 10 direcciones son el cuerpo real del Dharma »

Así cuando el cuerpo real del Dharma es tocado, nosotros somos tocados igualmente. Y cuando el mundo esta en guerra entonces pensamos en la paz, mientras que cada día debemos pensar en no crear ni causas ni condiciones que lo ponen en peligro. Por eso debemos hacer lo posible para renovarnos, para transformarnos, y comprender realmente lo que somos y quienes somos.

Una vez, un maestro interrogo a su alumno proponiéndole una historia en forma de koan: un hombre esta colgado a un árbol por una cuerda. Debajo de el un tigre hambriento espera que caiga para comérselo. Encima, una rata esta  royendo la cuerda a punto de ceder. Sobre este una araña venenosa y mortal baja poco a poco hacia el. Que es lo que debe hacer el? Pregunta el maestro. El alumno reflexiona y dice:  « Yo quisiera saber como este hombre a llegado a encontrarse en tal situación. »

En este mundo dominado por la ignorancia, podemos siempre afirmar en nuestros pensamientos y acciones, una actitud despierta. No podemos convencer a nadie pero es posible de irradiar sabiduría y compasión. Para ello cada dia debemos renovarnos en esa dirección, y bien que los votos del bodhisattva son absolutos, nosotros podemos acercarnos con confianza, sostenidos por nuestra practica y nuestro gran deseo de ver un dia la paz gobernar nuestro planeta. Continuar una y otra vez la gran sentada de los Budas, modestamente con convicción y decisión. Entonces un dia , un kalpa o quizás varios kalpas, podremos decir con Ryokan: «  Soy un monje pacifico en una época de paz »

Zazen 2

Kodo Sawaki dice igualmente:

« Muchos dicen que si practicas zazen te volverás generoso y serás capaz de expresar físicamente tus sentimientos. Es ridículo . Zazen es mas bien como bailar en el hielo, como atravesar tu vida temblando frente a los peligros. Es eso lo que ocurre cuando tu practicas.

Todos tenemos la ilusión a veces de poder escapar a los fenómenos inherentes de nuestra existencia. Pero nadie puede sustraerse, las causas y condiciones son múltiples y rápidamente nos podemos encontrar como el hombre colgado en el árbol. Quizás es demasiado tarde, mas vale no quedarnos ni un solo dia en la inatención ni en la ignorancia. Si no, nos acercaríamos a la rata, al tigre o la araña. Cada dia pide atención. Cada dia despertémonos de nuevo. El espíritu de la Vía nos ha sido transmitido, tenemos la suerte de conocer la enseñanza del Buda-Dharma. Es a nosotros de seguirlo  y practicarlo, nosotros somos enteramente responsables de ello.

En los tiempos de Ryokan, las informaciones llegaban con meses de retardo. Hoy en dia tenemos la información en directo de todo, la pandemia, la guerra, los  numerosos refugiados, indigentes y desesperados, la incomprensibilidad del neocapitalismo ,la angustia de la existencia aumenta como la rata que corroe la cuerda y el tigre que espera para lanzarse. Nuestra practica espiritual nos vuelve mas y mas conscientes, nuestros ojos, mas y mas abiertos.

El verdadero koan es el de nuestra vida, que hacemos frente a todo esto? Nosotros conocemos igualmente un mundo donde nuestro espíritu esta tranquilo, nosotros que tenemos la suerte de tener satisfechas nuestras necesidades vitales. Entonces, actuemos en nuestra vida cotidiana con este espíritu de paz de sabiduría y compasión. Practicar una vida despierta, libre, abierta a los demás, con amor y amabilidad es como tirar una pequeña piedra de bien en la vasta extensión del mundo. Por muy pequeñas que sean las ondas en el agua , siempre terminaran llegando a la orilla.

Hagamos lo mejor que podemos con el espíritu de que un dia las flores ,mismo que se marchitan, serán mas numerosas que las malas yerbas, mismo que continúen a crecer.

«  I had a dream » dijo Martin Luther King, continuad siempre, cultivar siempre en vosotros mismos primero, una practica, una practica de paz para iluminar como podamos la ignorancia de este mundo y la nuestra. Una pequeña vela puede iluminar toda una pieza, un faro, todo el mar, el sol nuestro sistema. Nosotros como seres humanos, iluminemos el espíritu.

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

*

code